Aprendiendo a escribir (I)

En esta primera parte sobre aprender a escribir voy a proponer una serie de preguntas que podemos responder para reflexionar. Si escribir sirve para aprender, podemos aprender de la escritura escribiendo sobre escribir. Cuando tomamos conciencia sobre nuestras acciones podemos darle un sentido a nuestra realidad que de otra forma podría parecernos absurda.

Este ejercicio lo puedes hacer respondiendo concretamente a las preguntas e iniciar un monólogo escrito, pensarlo o hablarlo con alguna persona a modo de entrevista.

  • ¿Me gusta escribir? ¿Qué es lo que más me gusta de escribir?
  • ¿Y lo que me gusta menos?
  • ¿Escribo muy a menudo? ¿Me da pereza ponerme a escribir?
  • ¿Por qué escribo? Para pasármelo bien, para comunicarme, para distraerme, para estudiar, para aprender...
  • ¿Qué escribo? ¿Cómo son los textos que escribo? ¿Qué adjetivos les pongo?
  • ¿Cuándo escribo? ¿En qué momentos? ¿En qué estado de ánimo?
  • ¿Cómo trabajo? ¿Empiezo en seguida a escribir o antes dedico tiempo a pensar? ¿Hago muchos borradores?
  • ¿Qué equipo utilizo? ¿Qué utensilio me resulta más útil? ¿Cómo me siento con él?
  • ¿Repaso el texto muy a menudo? ¿Consulto diccionarios, gramáticas u otros libros?
  • ¿Me siento satisfecho/a de lo que escribo?
  • ¿Cuáles son mis puntos débiles, cuáles los fuertes?
  • ¿De qué manera creo que podrían mejorar mis escritos?
  • ¿Como me gustaría escribir? ¿Como me gustaría que fueran mis escritos?
  • ¿Qué siento cuando escribo? Alegría, tranquilidad, angustia, nerviosismo, prisa, placidez, cansancio, aburrimiento, pasión....
  • ¿Estas sensaciones afectan de alguna forma al producto final?
  • ¿Qué dicen los lectores de mis textos? ¿Qué comentarios me hacen más a menudo?
  • ¿Los leen fácilmente, los entienden, les gustan?
  • ¿Qué importancia tiene la corrección gramatical del texto? ¿Me preocupa mucho que pueda haber faltas en el texto? dedico tiempo a corregirlas?
  • ¿Me gusta leer? ¿Qué leo? ¿Cuándo leo?
  • ¿Cómo leo, rápidamente, con tranquilidad, a menudo, antes de acostarme?

MI IMAGEN DE ESCRITOR

Nunca me ha gustado escribir, siempre me he sentido “inútil” al no saber plasmar mis sentimientos sobre el papel, desde pequeño cuando nos pedían hacer algún tipo de redacción siempre me quedaba atascado y pensaba… eso no tiene una regla como las mates para seguir un patrón ¿por dónde empiezo? Al final yo mismo me boicoteaba diciéndome, bah yo soy de números esto no se me da bien y de esta manera reiteraba mi debilidad y fomentaba que se agravara a costa de autoconvencerme. Pero un buen día empecé a escribir y a plasmar sin pensar demasiado las cosas que pasaban por mi cabeza. Esto me ayudaba a organizar mis ideas, y sobre todo a no dar tanta importancia a pequeñeces que nos rondan la cabeza y que cuando las escribes te das cuenta de ello.

Lo que menos me gusta a escribir son escritos formales en los que hay que utilizar un lenguaje más estructurado y al no estar acostumbrado me resulta algo más complicado.

Escribo algo prácticamente todos los días, sobre todo cuando viajo, son los momentos en los que más tiempo se tiene para pensar y dejar fluir las ideas, aunque por la noche también es buen momento, antes de acostarme y normalmente suele ser para liberar la cabeza de ideas y que queden anotadas en algún sitio para poder revisarlas en cualquier momento. También cuando estoy aprendiendo algo nuevo me sirve para repasar con mis palabras lo que he aprendido.

No suelo dedicar mucho tiempo a pensar lo que escribo, tengo ideas y cuando tengo tiempo las plasmo. Suelo utilizar el ordenador y a veces utilizo una herramienta para transcribir mientras hablo (“Dragon naturallyspeaking”) que es muy útil para pasar algo que has escrito a boli traspasarlo al ordenador.

Cuando escribo textos para compartir suelo utilizar libros de consulta en los que suelo basar las ideas principales de los textos y aunque no me gusta repasar los textos, no me queda más remedio que darle varias vueltas y muchas veces cambio el texto para que tenga sentido. No suena igual en tu cabeza que cuando lo escribes ???? pero cuando finalizo un texto siento una sensación de que he terminado un trabajo y puedo seguir avanzando, se queda plasmado y puedo revisarlo si alguna vez olvido algo.

Doy por hecho que mis escritos pueden mejorar, y tanto. Por eso hago esto. Poco a poco espero ir desarrollando esta habilidad, no en 1 o 2 meses, sino a lo largo de toda mi vida. Espero que todo lo que escriba pueda servirte de ayuda al igual que me ha servido a mí.  Empezar puede resultar aburrido, pero todo depende de si lo haces por placer o por obligación, si tengo que escribir por obligación también me resulta pesado.

No he recibido muchas opiniones sobre mis textos, aunque cuando se empieza siempre hay muchos fallos que uno mismo no ve, soy todo oídos para recibir vuestras opiniones.

Me gusta leer libros sobre los pilares que os comenté en mi primer post (Presentación), aunque las biográficas sobre personas influyentes me resultan muy atractivas, suelo leer cuando viajo o al final del día, por eso me gusta tanto utilizar el transporte público, porque te permite utilizar tu tiempo de transporte para nutrirte de información.

Ahora que ya me he desnudado, te toca a ti, ¿y tú? ¿por qué escribes?

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.